santos-alcalde
Fermín Santos Alcalde
Gualda (Guadalajara).
1909 -
Sigüenza (Guadalajara).
1997.
Pintor y dibujante.

Fermín Santos Alcalde nació el 18 de agosto de 1909 en Gualda, población cercana y perteneciente al municipio de Cifuentes, ubicada en el valle delimitado por el escarpado paisaje del Barranco Grande. Desde esta localidad emigraron con destino a Madrid Francisco Santos y Tomasa Alcalde, padres de Fermín, cuando era niño y se ubicaron en la calle Jerte, entre Las Vistillas y San Francisco el Grande. Allí montaron un pequeño negocio de venta de jarabes. No lejos de este lugar se hallaba el colegio de San Rafael (conocido como la Estación de las Pulgas), donde Fermín realizó sus primeros estudios. Años después, ante un próspero negocio, sus padres decidieron instalarse en el entonces populoso barrio de Tetuán de las Victorias, en el que abrieron un nuevo local, para el que requirieron la ayuda del chico que por entonces contaba con nueve años. Por este motivo, hubo de abandonar los estudios, aunque su propósito era ser pintor. De hecho, cada momento que hallaba libre lo dedicaba a dibujar o pintar todo lo que tenía ante sí. Ante la insistencia de sus padres por que tuviera un oficio, optó por entrar de aprendiz en un taller de carpintería y de mozo de recados. Alternó estos trabajos temporales con los de estudios iniciales de pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. 

Fermín Santos asistía a las clases de pintura y dibujo que impartía el burgalés Marceliano Santa María, pintor de paisaje, historia y retrato, por entonces director de la Escuela de Artes y Oficios de Cuatro Caminos, que había tomado posesión de dicho cargo en 1934. Poco después, sus proyectos artísticos se desvanecieron al fallecer su padre y tener que hacerse cargo del negocio familiar. Hubo de abandonar los estudios oficiales artísticos y asistir de por libre a las clases de Dibujo que se impartían en el Casón del Buen Retiro. Allí coincidió y tuvo por compañeros a pintores hoy reconocidos como Pedro Mozos, artista cuya creación se debatía entre la tradición y la innovación y a Roberto Martínez Baldrich, un brillante diseñador de moda e ilustrador de prensa cuyos trabajos vieron la luz en revistas gráficas de la época como Blanco y Negro, Nuevo Mundo, La Esfera, Mundo Gráfico, etc.

Terminada la Guerra Civil, Fermín Santos optó al examen de Ingreso en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado, luego conocida como de San Fernando. Tras un duro examen, de ochenta opositores, sólo aprobaron catorce entre los que se hallaba Fermín quien para asistir a clase tenía que simultanear sus estudios con trabajos que le permitían costear estos y también poder mantener a su familia. Gran parte de sus recursos económicos procedían de los innumerables dibujos o bocetos que nuestro aspirante a artista elaboraba provisto de su bloc, lapicero y tinta, sobre rincones, calles y plazas madrileñas, que luego ofrecía a la venta a los habituales de bares, cafés, tabernas y otros locales nocturnos. Estos recursos permitieron que pudiera asistir a las clases de sus profesores: Vázquez Díaz, Eduardo Chicharro, Benedito y José Garnelo, entre otros.

Sus profesores, conociendo los limitados recursos económicos de su prometedor alumno, intercedieron a través del conde de Romanones para que mediara con la Diputación de Guadalajara y lograra ser incluido entre la selecta nómina da aspirantes a las becas que dicha institución venía concediendo a artistas noveles. Al fin, logró ser becado, por oposición, por la Diputación y ello le permitió concluir sus estudios artísticos. El aspirante a pintor fue becado por dicha institución provincial entre los años 1941 y 1946. 

Tras finalizar su formación académica obtuvo la plaza de decorador en la Fundación Generalísimo Franco, trabajo que dedica a la decoración de porcelanas y de otros objetos de artesanía y que, además de asegurarle un sueldo, le permitía continuar su labor independiente de pintor de caballete. Con lo que Fermín Santos, además de asegurar el futuro económico de su familia, pudo dedicarse de pleno, en su tiempo libre, a crear obras destinadas a exposiciones colectivas y a concurrir a concursos. A ejercer, lo que siempre quiso hacer, ser pintor. 

El artista, establecido en Madrid, contrajo matrimonio con la pintora Tomasa Viana Mayoral con la que tiene dos hijos, Antonio y Raúl Santos Viana, ambos pintores cualificados, con lo que Fermín Santos vino a constituirse en el creador de una saga de artistas.

Durante su larga estancia madrileña, fueron cuantiosos los rincones, calles, plazas y panorámicas de Madrid que plasmó con sus lápices y pinceles sobre los soportes de papel o cartón de sus dibujos o sobre lienzo. Todos ellos fueron motivos atrayentes y válidos a su mirada como temas que han quedado perpetuados en sus cuadros.

El estilo pictórico de Fermín Santos, al margen del influjo academicista recibido de sus profesores tras su paso por la Escuela de Bellas Artes, denota una influencia propia del de Goya en las pinturas “negras”. También del de su seguidor goyesco Eugenio Lucas Velázquez y del estilo ecléctico de su hijo Eugenio Lucas Villaamil. De igual manera, hay elementos sugerentes en la estilística de Fermín Santos de las visiones fantásticas y lúgubres propias del tenebrismo de la “España negra” de Gutiérrez Solana. Un tenebrismo sombrío de cuyos fondos oscuros emergen personajes humanizando y aportando un halo de luz a sus composiciones. Es frecuente ver en sus cuadros a personajes con capa, majas, chulapos y otras figuras castizas de gran pintoresquismo y sabor popular. También su temática muestra escenas de romerías y de brujería, aquelarres, corridas de toros, además de panorámicas y escenas madrileñas, visiones de interiores de catedrales e iglesias, etc. 

El pintor, tras su largo periplo madrileño, decidió trasladar su casa y taller a Sigüenza. De ahí que sean cuantiosas las panorámicas que pintó sobre pueblos, paisajes y entornos de tierras guadalajareñas. La Alcarria, la Sierra y la Campiña, lo mismo que pueblos como Atienza, Cogolludo, Brihuega, Torija, Pastrana y Sigüenza sirvieron como modelos y escenografías de sus composiciones. Paisajes, calles, plazas, castillos, iglesias románicas y monumentos, lograron atraer la mirada de este pintor, en particular Sigüenza. Su catedral, castillo, rincones, calles y plazas fueron inmortalizados como motivo o tema de sus cuadros. La ciudad de Sigüenza le agradeció su interés, nombrándolo “hijo adoptivo” en 1976.

Fermín Santos Alcalde falleció el 29 de noviembre de 1997 en Sigüenza, a la edad de 88 años.

Premios

La obra de Fermín Santos fue reconocida en cuantiosos certámenes y merecedora de diversas distinciones y premios entre los que mencionamos el Premio Molina Higueras; el Premio Fin de Carrera Vázquez Díaz; el Premio Marqués de Lozoya de Arte taurino de Córdoba; el Premio de Dibujo José Garnelo de la Escuela de Bellas Artes; Distinción y trofeo del Ayuntamiento de Madrid, Fiestas de San Isidro; Segunda medalla del Salón de Otoño del Ayuntamiento de Madrid; Medalla de bronce del Salón de Arte de Puertollano; Primer premio de la Diputación de Guadalajara; Premio de Dibujo de la I Exposición de Artes Plásticas. “Abeja de Oro” de Guadalajara; Insignia de oro de la Ciudad de Sigüenza; y Finalista del Premio de Pintura del Círculo de Bellas Artes de Madrid (1976), entre otros.

Exposiciones

De las numerosas exposiciones, colectivas e individuales, que Fermín Santos realizó a lo largo de su vida destacamos las siguientes:
Individuales en

  • las Galerías Cascorro, Madrid (años 1959, 1960 y 1961);
  • Sala Berriobeña, Madrid (1961);
  • Sala Quixote, Madrid (1966);
  • Hotel Uadam, Trípoli, Libia (1966;
  • Galería Bernardi, Washington (1968);
  • Club Pueblo, Madrid (1971);
  • Sala de Arte de la Caja de Ahorros de Guadalajara y de la Diputación Provincial (1971);
  • Galería Heller, Madrid (1973);
  • Galería Álvaro, Sevilla (1974);
  • Galería Dintel, Santander (1974);
  • Ateneo de Madrid (1975);
  • Galería Ausaga, León (1977).

Además de diversas muestras de sus obras, celebradas en

  • la Sala de Arte de la Diputación de Guadalajara,
  • el Salón de Exposiciones del Ayuntamiento seguntino y
  • Parador Nacional del Castillo de Sigüenza.

Citas expositivas estivales que vino celebrando desde 1957 hasta 1996, año anterior a su fallecimiento. 

Obras en museos e instituciones

  • Museo Vaticano (Roma),
  • Museo Español de Arte Contemporáneo (Madrid),
  • Fundación Camón Aznar (Madrid),
  • Ayuntamiento de Sigüenza,
  • Diputación de Guadalajara, etc.

La Academia de Ciencias Sociales y Humanidades de Castilla-La Mancha se enorgullece de presentar el Diccionario Biográfico de CLM, una iniciativa destinada a honrar y difundir la vida y obra de figuras destacadas de nuestra región en diversos ámbitos.

Nuestra misión es preservar el legado cultural, científico y humanístico de Castilla-La Mancha, proporcionando un recurso accesible y riguroso para investigadores, estudiantes y cualquier persona interesada en nuestra rica historia. A través de este esfuerzo colaborativo, buscamos fomentar el conocimiento, la inspiración y el orgullo en las contribuciones de nuestra comunidad a la sociedad global.

Buscador de biografías

Puedes realizar búsquedas por uno o varios campos.

Fecha de nacimiento
Fecha de nacimiento
Fecha de fallecimiento
Fecha de fallecimiento
Sexo